MI HIJO ES MUY INQUIETO ¿TENDRÁ TDAH?

11 de octubre de 2020 by edmecon0
tdah.jpg

Historia

Es importante conocer un poco de la historia del Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) ya que actualmente todavía existen personas que piensan que este es un trastorno que esta de “moda” o que antes “con unas buenas nalgadas se quitaba”.

Estas afirmaciones no son ciertas, este trastorno existe desde hace muchos años y actualmente como consecuencia de los avances científicos y médicos se conoce más sobre sus características y consecuencias, las cuales han demostrado que el TDAH es uno de los principales problemas de salud mental que se presenta en niños y adolescentes de todo el mundo.

Las alusiones a cuadros similares a lo que hoy se conoce como TDAH se remontan por lo menos a dos siglos. Claro está que no se referían a él con el nombre como actualmente se le conoce pero se hacían descripciones sobre el comportamiento de niños que tenían síntomas muy similares a lo que hoy entendemos como TDAH.

TDAH en niños

En 1798 el médico escocés Sir Alexander Crichton, presentó la obra “Una investigación sobre la naturaleza y el origen de la enajenación mental” Crichton describía los síntomas del TDAH, destacando más la parte inatenta del niño.

En 1845, el médico psiquiatra Heinrich Hoffman, ilustró mediante cuentos e historietas la conducta de los niños, uno de ellos titulado “Felipe el nervioso” donde describe los problemas de atención e hiperactividad de este niño.

En 1899, Clouston sostenía que este trastorno de hiperexcitabilidad se debía a una disfunción en alguna parte del cerebro y señaló a la corteza como la estructura implicada.

En 1902, el médico pediatra ingles George Still, describe a un grupo de niños con una serie de síntomas muy parecidos a lo que hoy denominamos TDAH con presentación combinada, es decir, niños con problemas de atención pero también de hiperactividad. El Dr. Still, llegó más allá, afirmó, que la causa de este trastorno no estaba basada en la educación que recibía el niño de sus padres, sino que era un trastorno del desarrollo neurológico en el que la herencia jugaba un papel muy importante.

En 1937, el psiquiatra estadounidense Charles Bradley descubre por casualidad los efectos de la bencedrina, una anfetamina que administró a un grupo de jóvenes indisciplinados de un internado. Estos chicos manifestaban problemas de conducta y obediencia. Pocos días después, Bradley pudo comprobar que la anfetamina administrada había mejorado la conducta y el rendimiento académico de los jóvenes.

¿Qué es el Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)?

El TDAH engloba problemas para mantener la atención, para controlar los impulsos y el nivel de actividad. Estos problemas se reflejan en un deterioro de la capacidad del niño y/o adolescente para controlar su conducta a lo largo del tiempo y para mantener en su mente las metas trazadas y contemplar adecuadamente las consecuencias futuras.

El TDAH no es solo la hiperactividad o déficit de atención de un momento o la incapacidad para hacer las tareas cada día, sino un deterioro constante de como el individuo dirige su vida y su conducta.

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM5 de la Asociación Americana de Psiquiatría, el TDAH es un patrón persistente de inatención /o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o el desarrollo.

Se caracteriza por seis o más de los siguientes síntomas ya sea en inatención o en hiperactividad- impulsividad.

1. Presentación Inatenta:

· No presta atención a detalles/comete errores en tareas educativas.

· Muestra dificultad en mantener la atención en actividades recreativas.

· Parece no escuchar cuando se le habla directamente.

· No sigue instrucciones y no culmina los trabajos escolares o laborales.

· Presenta dificultad al organizar tareas y actividades.

· Le disgusta ejecutar actividades que requieren de esfuerzo mental sostenido.

· Continuamente pierde materiales que son necesarios para cumplir con sus labores académicas.

· Fácil distracción por estímulos externos.

· Olvida las actividades cotidianas.

2. Presentación hiperactivo impulsivo:

· Movimiento frecuente de sus manos, pies o se retuerce en su puesto de estudio.

· Deja su asiento en situaciones que debería permanecer sentado.

· Recorre o se trepa en situaciones no adecuadas.

· No logra participar en actividades de recreación.

· Procede tal como si estuviera estimulado por un motor.

· Su lenguaje verbal es excesivo.

· A preguntas inconclusas responde precipitadamente.

· Presenta conflictos en espera de turno.

· Interfiere o se inmiscuye en los asuntos ajenos.

Para determinar el diagnóstico, los síntomas deben haberse presentado antes de los 12 años ya sea en casa, escuela o trabajo.

TDAH en niños

¿Qué causa el Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)?

La etiología es multicausal ya que intervienen diversos factores, todos son importantes y ninguno por si solo explica el origen del trastorno.

· Factores hereditarios: estudios científicos señalan que un tercio de las personas con TDAH tienen un familiar con el mismo trastorno. Si el niño o adolescente tienen TDAH es probable que alguno de sus hermanos lo padezca ya que tienen un riesgo dos veces mayor que la población general. Estudios hechos en gemelos confirman que el 80% de las causas del trastorno depende de factores biológicos.

· Factores neuroquímicos: muchas investigaciones han identificado alteraciones en ciertos neurotransmisores como la dopamina y noradrenalina, las cuales regulan funciones cerebrales relacionadas con TDAH.

· Factores ambientales: problemas durante el embarazo y el parto han sido relacionados con la aparición de síntomas, así como el consumo de medicamentos teratogénicos en periodos críticos de la gestación.  Otros investigadores señalan de manera presuntiva la participación de agentes tóxicos en el ambiente, como la presencia de plomo u otros químicos que cada vez afectan más la salud en este mundo contaminado.

· Factores psicosociales: la falta de límites, normas y reglas en el hogar pueden identificarse como factores desencadenantes de síntomas del TDAH. Una familia bien constituida es muy importante en el manejo adecuado de niños con este trastorno, en cambio, las vivencias que producen estrés, ansiedad y la pérdida del equilibrio familiar, contribuyen a la persistencia de los síntomas relacionados con el TDAH.

¿Cómo se diagnostica el TDAH?

El diagnóstico de este trastorno es clínico, eso significa que se realiza teniendo en cuenta las valoraciones médicas o entrevistas que se les hacen al niño y a la familia. Los Psiquiatras infantiles son los médicos preparados para evaluar, diagnosticar y tratar problemas emocionales y de la conducta en la población infanto juvenil, por lo tanto los encargados del diagnóstico oportuno.

Pero este trastorno necesita también de la evaluación de otras especialidades médicas, como la pediatría, neuro pediatría, endocrino pediatría, medicina física y rehabilitación, otorrino pediatría, genética, etc. Ya que muchas veces el niño presenta comorbilidades que afectan su salud.

Importante también es contar con la evaluación psicológica oportuna del niño y su familia, para poder plantear estrategias adecuadas sobre su dinámica familiar, escolar y socia

¿Cuál es el tratamiento adecuado para el niño o adolescente con TDAH?

Para cuestiones prácticas y académicas podemos dividir el tratamiento en dos grupos.

El primer grupo lo conforma el tratamiento farmacológico: el cual es muy antiguo y se ha ido perfeccionando con el pasar de los años, existen dos grupos de medicamentos utilizados para tratar el TDAH, fármacos psicoestimulantes, siendo el principal representante Metilfenidato y fármacos no psicoestimulantes donde destaca Atomoxetina. Además se podrían utilizar algunos otros medicamentos psicofármacos o no, dependiendo de las comorbilidades psiquiátricas o físicas que tenga el paciente.

El segundo grupo lo conforman el tratamiento psicoterapéutico y de rehabilitación: los diferentes tipos de psicoterapia que existen y que se pueden utilizar de acuerdo a la valoración que hace el psicólogo clínico son un pilar fundamental del mejoramiento del niño, su familia y su entorno. Así como también lo es la terapia de lenguaje, terapia ocupacional o de aprendizaje, si es que fuera el caso.

El éxito del tratamiento consiste en que el niño y su familia reciban la ayuda de los diversos profesionales de la salud que están implicados en el mejoramiento de este trastorno que muchas veces permanece hasta la edad adulta del paciente.

Lo difícil no es tener TDAH, lo importante es que el niño reciba un diagnóstico oportuno y adecuado, que la familia entienda que este trastorno existe desde hace muchos años en la historia de la medicina mundial y que recibiendo un tratamiento multidisciplinario la recuperación no será un sueño sino una realidad, que se verá reflejada en las actividades diarias del paciente y en su futuro personal y laboral.

Bibliografía

Rafael Guerrero. Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, entre la patología y la normalidad. Primera edición, Editorial Planeta 2016. Barcelona España.

Asociación Americana de Psiquiatría, AAP. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition. Arlington, VA: American Psychiatric Association.

María Jesús Mardomingo. Tratado de Psiquiatria del niño y del adolescente. Ediciones Diaz de santos, Madrid España, 2015.

Cesar Soutullo Esperon. Convivir con niños y adolescentes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Segunda edición. Editorial médica panamericana. Madrid España, 2018.

Agradecimiento:

Dr. Héctor Ocampo Ramos.

Médico Psiquiatra.

Instituto nacional de salud del niño San Borja, Lima.

EDMECON – Educación Médica Continua.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


EDMECON

EDMECON será tu socio estratégico para mejorar la cultura de prevención de la salud mental, capacitaciones, talleres y artículos escritos por médicos especialistas, en nivel básico de entendimiento para las empresas y el público en
general

Ubícanos en:

Calle los Antares 308 Torre-A, Surco,
Lima, Perú.

Artículos Recientes

Copyright © 2019 EDMECON - Todos los derechos reservados.